Descubra lo que necesita saber sobre la seguridad de un asistente virtual.

Lo que necesita saber sobre la seguridad de los asistentes virtuales

Los asistentes virtuales (VA) son quizás los primeros empleados en ser contratados y facilitan la vida de un CEO. Un asistente virtual es un empleado remoto que se ocupa de algunas de las llamadas telefónicas del director ejecutivo y maneja su programación u otras tareas administrativas. Es común que estos empleados tengan acceso a datos sensibles como información de tarjetas de crédito.

Dado que trabajan de forma remota como la mano amiga de sus empleadores, generalmente tienen acceso a la mayoría de las cosas que hace el director ejecutivo. Con las amenazas cibernéticas en su apogeo, especialmente aquellas asociadas con conexiones remotas, la seguridad del asistente virtual se convierte en un gran problema.

Riesgos de seguridad asociados con los asistentes virtuales

Es importante ser consciente de los riesgos asociados con los VA como personas que trabajan a distancia. Lo que es peor es que pueden acceder a la mayoría de las cosas que haría un CEO, por lo que incluso puede tener más sentido apuntar al VA en lugar del CEO.

El primer riesgo de seguridad asociado con los asistentes virtuales es su acceso a contraseñas y posible información de CC. Dado que estas personas trabajan en un entorno remoto y lo más probable es que almacenen esta información en la nube, se convierten en un gran objetivo para los ciberdelincuentes.

El ransomware y el malware son otra gran preocupación de los asistentes virtuales debido a los recursos a los que acceden a diario. Los dispositivos que usa el VA o las herramientas para mantenerlos a salvo del ransomware deciden qué tan segura es su red.

Por último, tendemos a olvidar que estos AV son seres humanos reales con fallas. Te vuelves vulnerable cuando les otorgas acceso a datos confidenciales. Pueden ser una amenaza para su empresa, por lo que es mejor anotar algunas políticas o límites de seguridad.

Prevención de riesgos de seguridad del asistente virtual

1-) NDA y políticas de seguridad

A los asistentes virtuales generalmente se les debe otorgar acceso a información confidencial para realizar sus tareas diarias. Estos pueden ser programar reuniones importantes o revisar correos electrónicos relacionados con el negocio. Si bien pueden hacer un gran trabajo, crea una gran amenaza interna. Debe firmar acuerdos de confidencialidad y establecer políticas de seguridad estrictas al contratar su VA.

2-) Implemente SASE en su red

Si el VA está sujeto a las mismas políticas y tecnologías de seguridad que sus empleados regulares, las cosas son mucho más seguras. El uso de un marco de ciberseguridad moderno, como una solución Secure Access Service Edge (SASE) , garantizará que todos los empleados, incluido el VA, estén dentro de sus límites. Controlar el acceso y monitorear los permisos de estos asistentes es crucial, especialmente cuando se trabaja de forma remota.

3-) Garantizar la seguridad del dispositivo

El hardware utilizado por los VA es una parte crucial de su seguridad. Dado que los VA suelen trabajar en el extranjero, estos dispositivos no serán proporcionados por la empresa. Es su responsabilidad capacitar al VA sobre cómo asegurar sus dispositivos. Deben conocer las actualizaciones de software requeridas o cómo mantener sus dispositivos físicamente seguros. Un dispositivo robado podría hacerle perder a su empresa una gran cantidad de ganancias.

Conclusión

Los asistentes virtuales llegaron para quedarse, al igual que los riesgos asociados con ellos. Cosas como ransomware, contraseñas robadas y redes comerciales comprometidas son amenazas reales para su empresa. Si desea beneficiarse de un VA pero aún así estar seguro, debe asegurarse de contar con las políticas y herramientas adecuadas. Tener un asistente virtual puede ser excelente, pero solo si sabe que sus datos están seguros.


Conviertete en un programador más sociable

Patrocinadores