Descubre cómo las empresas pueden lograr una mejor elaboración de presupuestos con una financiación ágil.

Cómo las empresas pueden lograr un mejor presupuesto con financiación ágil

El presupuesto es una parte esencial de cualquier negocio exitoso. No se trata solo de asegurarse de que gana más de lo que gasta. También implica la previsión para que sepa cuándo debe reducir los gastos y cuándo necesita financiación adicional para permitir el crecimiento.

El gran problema con el presupuesto es que puede ser bastante rígido y no siempre permite cumplir con las realidades de las situaciones actuales. Aquí es cuando se debe considerar la financiación Agile . Hace las cosas más flexibles, ya que permite a las empresas responder a los cambios a medida que ocurren. En este artículo, repasaremos lo que significa el uso de la financiación Agile para su negocio.

Valor de negocio

Las empresas que tienen éxito en estos días son las que pueden responder rápidamente a los cambios en el mercado o entorno empresarial. Los que no son capaces de adoptar generalmente se quedan atrás ya que la competencia puede absorber una mayor parte de la cuota de mercado.

Dado que la mayoría de los presupuestos pueden ser restrictivos y rígidos, impide que las empresas se adapten rápidamente a los cambios. La financiación ágil es el antídoto perfecto, ya que adopta la evolución con las realidades actuales y evita interrupciones.

Los flujos de valor son necesarios para crear valor comercial y para el cliente. La financiación ágil es lo que proporciona el valor para mantener este proceso en marcha. Se utiliza un Scaled Agile Framework ( SAFe ) para garantizar que la financiación esté alineada con los objetivos de la empresa y, al mismo tiempo, que sea adaptable. Proporciona una estrategia cohesiva que funciona a través de muchos parámetros diferentes.

La razón por la que este sistema funciona tan bien es que puede financiar todo el trabajo independientemente de cómo se entregue el trabajo. Esto pone el foco en el valor que recibe el cliente y también en el valor del negocio en sí.

Los presupuestos deben poder ajustarse y los fondos se distribuyen de manera diferente según los cambios. Podrían identificarse nuevas amenazas al realizar un análisis DAFO y, como resultado, las inversiones requerirán un enfoque diferente.

Planificación y asignación

Asignar recursos donde tienen mayor impacto es fundamental para poder responder a nuevas amenazas o adaptarse a un mercado cambiante. Un presupuesto flexible hará que sea más fácil identificar dónde se deben reasignar esos recursos. El proceso de financiación Agile ayudará a responder a esas necesidades, ya que cambia gran parte de la planificación al lado del valor del libro mayor.

Un ejemplo de cómo proporciona valor es que puede dar una idea de qué tan grande se puede hacer una inversión para lograr un objetivo y aún así proporcionar un ROI saludable para que valga la pena. Otra dimensión de ese ejemplo es si el objetivo puede cumplirse con la inversión actual asignada o no.

Dado que la planificación tiene costos de administración asociados, la financiación ágil puede ayudar a reducir esos costos ya que la fase de planificación es más eficiente y efectiva. Se destinan más recursos a lograr valor que a procesar cambios.


Conviertete en un programador más sociable

Patrocinadores