Mira la evolución de las aplicaciones espía de Android y lo que supone su crecimiento para los usuarios finales.

Evolución de las aplicaciones espía de Android y lo que implica su crecimiento para los usuarios finales

Las aplicaciones de Android han sido la mayor fuerza impulsora detrás del crecimiento exponencial de la plataforma propiedad de Google durante una década. A mediados de 2021, los sistemas operativos Android se  cuentan en 3 mil millones a  nivel mundial. Según Statista, el 88% de todos los dispositivos móviles vendidos en el mundo ejecutan alguna versión del sistema operativo Android. Si bien la asequibilidad es quizás la razón principal del dominio de Android, no se debe pasar por alto la gran cantidad de soporte de desarrollo que viene incluido incluso en dispositivos de gama baja.

Google Play Store, la biblioteca definitiva para aplicaciones, películas y juegos en dispositivos Android, tiene un exceso de  2.8 millones de aplicaciones  en la actualidad. Y este número sigue aumentando en miles, si no cientos de miles, cada mes. Las tendencias recientes en el número tampoco parecen estar  disminuyendo en el corto plazo  . En comparación con el primer trimestre de 2020, Play Store ha experimentado un aumento de más del 11% en el volumen de aplicaciones. Esto solo se ve favorecido por el aumento general de la calidad en la plataforma también.

La "Marcha hacia el progreso" de las aplicaciones de Android

Es un esfuerzo complicado trazar la línea de progresión exacta para las aplicaciones de Android desde los primeros días del sistema operativo (SO) simplemente debido a su patrón de crecimiento no lineal. Si bien el propio Android ha tenido iteraciones y actualizaciones generacionales, sus aplicaciones han tenido un enfoque de ajuste fino. Cada año, el sistema operativo móvil implementaría un cambio sustancial y los desarrolladores de aplicaciones siguieron su ejemplo. Una forma de trazar la evolución de las aplicaciones de Android es a través de las ofertas de la empresa.

Google no solo es responsable del sistema operativo que se encuentra en la mayoría de los teléfonos en la actualidad. La mayor parte de sus ingresos y recopilación de datos (el principal impulsor de sus ingresos) se realiza a través de su conjunto de aplicaciones diseñadas para dispositivos Android e iOS. La Búsqueda de Google, por ejemplo, comenzó su vida en Android como un widget torpe que se colocaba en la pantalla de inicio. Gmail era una lista simplificada que mostraba correos electrónicos recientes pero plagada de problemas de sincronización, especialmente en dispositivos con hardware de gama baja. La API de la cámara de Google cimentó su base con su  Nexus 5X y 6P línea de dispositivos, mientras que otras aplicaciones más intensivas en recursos, Google Meet, Sheets y Google Docs, se agregaron recientemente a la incursión después del desarrollo de sus versiones web. El simple hecho es que hay una constante actualización de que las aplicaciones tienen que ver con las numerosas iteraciones y actualizaciones de hardware y software que se implementan regularmente.

Las plataformas de desarrollo también han experimentado un cambio masivo. Hace una década, las aplicaciones de Android se codificaban únicamente en Java y, a pesar de ser un lenguaje simple, no era fácil de codificar. Los desarrolladores de aplicaciones dan fe del hecho de que el proceso de creación de aplicaciones para Android se ha vuelto mucho más simple que nunca. Y esta tendencia continúa con cada nueva versión del sistema operativo. Kotlin, ahora el lenguaje de desarrollo principal de Google, allanó el camino para aplicaciones más intuitivas y complejas. La calidad ya no estaba reservada solo para las aplicaciones de iOS.

Comprensión de las aplicaciones de espionaje

En los días de Symbian y el sistema operativo basado en Java patentado de Sony, la piratería telefónica era un tema común entre los usuarios jóvenes. Funcionó conectando dos teléfonos a través de Bluetooth y leyendo todos los datos guardados en el almacenamiento interno o externo del teléfono objetivo. Si bien fue efectivo, su dependencia de un protocolo de comunicación lento en Bluetooth significaba que estaba plagado de problemas y no era más que un intento serio de espionaje telefónico. Lo que logró fue capturar las mentes de todos cuando se lanzó oficialmente Android y comenzar a tomar impulso.

La App Store de Google, o Android Market, como se llamaba entonces, comenzó a verse inundada con aplicaciones similares. Y debido al lenguaje compartido en Java, la mayoría de los desarrolladores transfirieron sin esfuerzo sus aplicaciones de piratería de Bluetooth existentes a Android. Si querías  espiar un teléfono Samsung , de repente, eso también era posible en Android. Pero como cualquier otro intento a medias, este fue de corta duración. El énfasis de Google en la privacidad significó protocolos de seguridad más estrictos para los teléfonos Android y sus diversas antenas, incluido Bluetooth. Se necesitaban soluciones provisionales, y así fue.

Hoy en día, existen aplicaciones de monitoreo y son más sofisticadas de lo que podría pensar en un principio. Ejemplos populares de aplicaciones confiables de monitoreo de teléfonos inteligentes son Xnspy , TheTruthSpy y Qustodio. Estas aplicaciones no requieren una señal de Bluetooth inconsistente para funcionar y tienen muchas más funciones que las primeras versiones.

Estas aplicaciones pueden monitorear el uso del dispositivo en vivo usando funciones de grabación de pantalla, ver redes sociales y datos de mensajería instantánea, navegar a través de todas las fotos y videos guardados en un dispositivo, y las alternativas maduras como Xnspy pueden ir un paso más allá mostrando la ubicación en vivo del dispositivo también.

¿Aplicaciones espía o software espía?

Hoy en día, existen muchas utilidades para las aplicaciones confiables de monitoreo de teléfonos inteligentes. Personas de todos los ámbitos de la vida juran por ellos y por una buena razón. La cantidad de control que aportan a la mesa es incomparable con todos los intentos anteriores. Pero para los escépticos, su uso es similar al del software espía. Entonces, ¿son los dos magisterios superpuestos como dirían sus usuarios, o hay fuego en el humo?

Quizás la mayor comparación que se puede hacer entre los dos es en sus métodos de recolección de datos. El software espía es conocido cuando se trata de recopilar datos del usuario mediante patrones de navegación, detección de clics y registro de teclas. Las aplicaciones de monitoreo como FlexiSpy y Xnspy también tienen registradores de teclas incorporados. Estas aplicaciones profundizan en los datos presentes en los dispositivos de destino, incluso fisgoneando en correos electrónicos y conversaciones privadas. Y por muy notorio que parezca la información anterior, aquí es donde terminan las similitudes entre las aplicaciones confiables de monitoreo de teléfonos inteligentes y el software espía.

En pocas palabras, el uso de aplicaciones de monitoreo depende de las intenciones del monitor. El software espía no ve los datos a través de la lente de la etiqueta o necesidad humana. Tampoco tiene preferencias en la recopilación de datos y es más  incendiario  que  controlado . 

Poniendo en práctica aplicaciones de monitoreo

Las aplicaciones de espionaje y monitoreo tienen dos bases de usuarios principales: padres y dueños de negocios. Los padres los usan en los teléfonos de sus hijos por muchas razones. El reciente aumento del acoso cibernético en el aprendizaje en línea ha llevado a la adopción de aplicaciones de monitoreo de dispositivos como un elemento disuasorio eficaz. Otras veces, su utilidad se puede actualizar cuando se intenta ayudar a reducir el tiempo de pantalla de los niños. Al establecer excepciones específicas en las aplicaciones instaladas en los dispositivos, los padres pueden limitar el desplazamiento sin sentido en sus hijos.

Los dueños de negocios constituyen el segundo consumidor más grande de aplicaciones de monitoreo en la actualidad. Las empresas y las partes interesadas de los sectores financiero, sanitario y gubernamental son más propensas a sufrir ataques cibernéticos que otros. Fue especialmente cierto durante la pandemia de COVID-19, que vio una afluencia masiva de ataques cibernéticos y fugas de datos de diversas instituciones financieras y tecnológicas. Para frenar esto, la mayoría de las empresas ahora instalan un software confiable de monitoreo de teléfonos inteligentes en los dispositivos que se proporcionan a sus empleados para rastrear y mitigar cualquier falla de confidencialidad. Xnspy y otras aplicaciones similares cambian la forma en que se ven los programas de software espía en un contexto más amplio. Y al igual que las empresas de tecnología (como Google y Facebook) y las agencias gubernamentales, existe una practicidad genuina en el uso de tales plataformas de software espía.

Lo que viene

El futuro de la tecnología es incierto. Trazamos una línea muy fina entre ser subyugados por la IA y transformar el mundo para mejor. Pero si nuestro enfoque se dirige a las aplicaciones de espionaje y monitoreo, la tabla 'March to Progress' mencionada anteriormente se encuentra todavía en su relativa infancia. Y esto es cierto para las aplicaciones de Android en general. Con su versión más reciente, Google ha actualizado el sistema operativo una vez más y ha proporcionado una interfaz de usuario más limpia y optimizada para sus usuarios en Android 12.  Material U  ha superado a Material UI de antaño y las aplicaciones, según la costumbre, seguirán su ejemplo en su implementación.

Lo que Android ha reforzado aún más es la seguridad. Para satisfacer las cambiantes demandas del ciberespacio, se requirió un mayor énfasis en la privacidad y la seguridad y se entregó Android. Y con sus parches de seguridad mensuales, que se encuentran con mayor frecuencia en los dispositivos Pixel nativos de Google, está claro que el enfoque ha cambiado de "características nuevas y sorprendentes" a una perspectiva más segura y limpia. ¿Pero esto afecta las aplicaciones de monitoreo de teléfonos inteligentes? ¿Todavía puedes espiar un teléfono Samsung si quisieras?

Por el momento sí. Los requisitos para monitorear aplicaciones siguen siendo los mismos, es decir, requieren acceso físico a los dispositivos de destino y carga lateral del archivo APK en ellos. Con una restricción física como esta, es muy poco probable que la cosecha actual de usuarios de aplicaciones de monitoreo deba preocuparse por la interrupción de los servicios.

En términos de innovación, la competencia entre aplicaciones de monitoreo se intensifica con cada año que pasa. A medida que más empresas se unan a la mezcla y el contenido para ser la primera opción para los usuarios, el grupo existente tendría que innovar para que no se pongan al día. En la actualidad, estas aplicaciones tienen inconvenientes evidentes. Requiere conexión constante a Internet para uno. ¡El Xnspy anteriormente citado también tiene un proceso de copia de seguridad de datos específico antes de comenzar a monitorear! Pero estos dolores existentes son leves en comparación con los pasos agigantados que ya se han hecho.

Por ahora, el hierro está caliente y los principales actores en esta esfera están despertando al potencial que se ofrece. Sin embargo, ¡queda por ver qué tan rápido atacarán!


Conviertete en un programador más sociable

Patrocinadores